La respuesta a cómo abrir un candado sin la llave

Si perdiste la llave de uno de sus antiguos candados y no tienes forma de encontrarla o simplemente quieres desarrollar la habilidad y darle respuesta a la interrogante de como abrir un candado sin la llave, tienes buenas noticias, porque puedes hacerlo con algunos objetos que están en casa.

Sigue leyendo para conocer las tres maneras más exitosas para abrir un candado.

#1. Usa un martillo
Una de las maneras es con la técnica de “rapear”. De forma normal tendrías que usar la llave (o el juego de selección de cerradura) para girar la cámara y permitir que se suelte la garra, pero también un truco es martillar.

Al aplicar tensión a la barra en forma de U de la cerradura (como si intentara jalarla) y golpear el lado de la garra de la cerradura con algo pesado (martillo, destornillador, piedra), ayuda a alflojarse y definitivamente la pieza cederá.

#2. Con un simple clip
¿Cómo abrir un candado sin llave? Lo primero que debes hacer es desdoblar un clip, una vez que la pieza de metal (aproximadamente una pulgada de largo) esté recta, dobla un ángulo pequeño cerca de la punta, cerca de 45 grados, para que se vea como un gancho.

Después, inserta ese gancho del clip en la cerradura. El gancho debe estar orientado hacia arriba en la dirección de los dientes de la llave, y la parte inferior del brazo debe actuar como lo haría la base de la llave.

Una vez que el clip llegue a la parte posterior de la cerradura, empuje hacia arriba para que el gancho empuje la cerradura, luego agarra la parte del clip que no está doblada y gíralo como si fuera una llave. Esto puede demorar algunos intentos, pero debes hacerlo con cuidado para no dañar la forma del clip.

#3. Con aluminio
Para crear los elementos necesarios para abrir un candado, necesitarás una lata de coca. Toma la lata y recorta la parte superior e inferior, dejando la pieza central, realiza un solo corte vertical en la lata para crear una pieza larga de aluminio.

Corta la tira de aluminio restante a lo largo creando dos tiras largas, en una de ellas tendrás que hacer cortes para crear una forma de “M”. El punto medio de la “M” puede redondearse y es el que encajará a la perfección en el mecanismo de bloqueo.

Por último, para darle la curvatura necesaria a la pieza para que se deslice en el grillete puede darle forma al calzo completo alrededor de un bolígrafo.

Conclusión

La paciencia y la práctica son esenciales para abrir un candado sin llave, estas técnicas te pueden ayudar a salvarte más de una vez ante un descuido o pérdida de la llave. Por su parte, si es para fines de entretenimiento o prácticos comienza con un simple candado e inténtalo hasta llegar a los más complicados. No olvides, solo escoje candados que sean tuyos y no uses las habilidades para objetivos que rompan con la seguridad de otras personas.

Posted On :